Láser CO2

El tratamiento utiliza un método "fraccional" para rejuvenecer la piel. El láser se concentra en puntos específicos que están debajo de la epidermis afectada por arrugas, decoloración o cicatrices del acné. Esta actividad del láser incentiva la producción de colágeno nuevo, que otorga a la piel un aspecto más sano y fresco, al mismo tiempo que rellena las líneas finas y las arrugas. Cuando el área tratada comienza a cicatrizar, aparece la piel nueva y sana, que hace que los pacientes se vean más jóvenes y radiantes.